Precisiones sobre la sala de neonatología


Permitirá reducir las derivaciones, de un 7% a un 2,8% de los recién nacidos, según estadísticas locales. Brindó explicaciones la doctora Analía Guilera.

La nueva sala de neonatología es de un nivel de complejidad 2B, esto es, apta para el tratamiento de recién nacidos que hayan llegado al menos a la 32° semana de gestación y pesen más de un kilo y medio.

El resto continuará siendo derivado a centros de salud que cuenten con servicios de mayor complejidad, aunque la sala rojense también presentará una ventaja; permitirá que los recién nacidos con muy bajo peso, o menos de 32 semanas, sean estabilizados antes del traslado, lo cual elevará sus probabilidades de sobrevida.

La doctora Analía Guilera, que es pediatra y además neonatóloga, será la responsable del nuevo servicio. Explicó que la del hospital rojense "es una sala de neo de nivel 2B, que nos va a permitir manejar bebés de treinta y dos semanas para arriba, y de más de un kilo y medio. Los más chiquitos ya necesitan otra estructura que tiene que acompañar a la neo, y este hospital no cuenta con esa complejidad. Lo que haremos es, si nos nace un bebé muy chiquito, lo vamos a estabilizar, y recién cuando esté estable lo vamos a derivar, que no es lo mismo que salir corriendo con el bebé recién nacido".

Guilera, verdadera "alma mater" de la nueva sala, informó que "nosotros veníamos manejando las situaciones cuando alguien necesitaba una atención neonatal, porque yo soy neonatóloga, incorporamos a otra más, y tenemos un equipo de pediatras que fueron residentes y en su formación tienen un paso por la especialidad. Nos ha pasado de estar hasta cinco horas con un recién nacido, atendiéndolo con los recursos de que disponemos hasta que sale la derivación, porque es una realidad que hoy es muy difícil conseguir un lugar. A muchos bebés los hemos atendido en la habitación, con sus mamás y en la incubadora común".

En cuanto a los números, señaló la pediatra que "hicimos las estadísticas, y así vimos que era posible reducir las derivaciones de un 7 por ciento a un 2,8 por ciento. Claro que necesitábamos la estructura para hacer las cosas de manera adecuada, y así nació el proyecto, que hoy estamos concretando".

Gear SA

Clyfer