Estado de los cultivos en la zona de Rojas


Un informe del INTA señala que los rindes fueron levemente inferiores a los esperables El maíz de segunda fue el más perjudicado. Las pasturas, excelentes; los caminos, malos.

El efecto por la escasez de precipitaciones entre diciembre y marzo no ha tenido un impacto significativo. Hubo disminución de rindes en maíz y soja en algunos sectores (límite con Salto y Pergamino), en el resto fueron levemente inferiores a los años normales debido a que existía una reserva de las napas freáticas que posibilitaron el crecimiento radicular. El cultivo más afectado fue el maíz de segunda, aunque la incidencia en la superficie total es insignificante. La soja de segunda tuvo un menor desarrollo. No se presentó ningún caso de emergencia agropecuaria.

De acuerdo a las condiciones ambientales imperantes en la zona entre fines de abril y lo que va de mayo, se produjo una interrupción en el avance de la cosecha de los cultivos.

MAÍZ TEMPRANO

El maíz temprano,en general, se encuentra en buen estado. En algunas variedades en las que no se produce la inclinación de las espigas, la acumulación de agua en la base generó el brote de granos. Hasta el momento no se analizó infestación por micotoxinas. El avance de cosecha es bajo, restando un 50%. El maíz de segunda en su gran mayoría se encuentra con niveles muy bajos de potencial de rindes por la falta de precipitaciones en la floración.

SOJA DE PRIMERA

Se cosechó más del 95% en buenas condiciones y con rindes aceptables, entre 3.500 y 4.500 kg/ha. Lo que no se pudo cosechar está en pésimas condiciones de entrega, con granos podridos, manchados, y en menor grado brotados. Para las condiciones de entrega según cámara, el daño es superior al 70%.

SOJA DE SEGUNDA

Se cosechó un 20 % aproximadamente; lo que queda es de calidad regular con descuentos que van entre un 30 y 50 por ciento según escala de condición cámara y con humedad del grano entre 15% y 20%, producto del apuro en levantar lo antes posible.

Esta situación genera un gran perjuicio para el productor, ya que se dificulta la entrega, logística, acopio y colocación de la mercadería. Se han flexibilizado los parámetros para evaluar la calidad de la mercadería, sin tener en claro el productor aún cuál va a ser el perjuicio económico que le generará la entrega de la oleaginosa.

Las pasturas y pastoreos se encuentran en muy buen estado en aquellos lotes donde se puede preservarlos evitando el pisoteo.

Los caminos rurales son una preocupación para sacar la producción ya que no resisten el peso de camiones o tolvas con carga.

Gear SA

Clyfer